El 23 de Julio de 2013, la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos publicó un informe sobre los cigarrillos mentolados en el cual determina que, si bien no existe evidencia de que éstos sean más tóxicos o se asocien con un mayor riesgo de enfermedad que los cigarrillos no mentolados, el agregado de mentol altera la respuesta fisiológica del cuerpo al humo de tabaco. (Haga clic acá para ver el informe, en inglés)

Parecería que el agregado de mentol hace que los receptores de nicotina respondan menos al estimulo de la misma haciendo que sea necesario fumar más, (haciendo que la misma sea más adictiva). Estudios demuestran una asociación entre el uso de cigarrillos mentolados y un aumento en el inicio del consumo en los jóvenes y una mayor adicción (más síntomas de dependencia y mador dificultad para dejar de fumar). Los cigarrillos mentolados son muy utilizados en Estados unidos, particularmente por los jóvenes de raza negra. En nuestro país, casi todas las marcas ofrecen hoy en día cigarrillos con “cápsulas de mentol” si bien esto debería desaparecer a partir de la reglamentación de la ley 26.687 que indica que “los fabricantes e importadores no podrán presentar información al público acerca de ingredientes supuestamente beneficiosos para la salud ni saborizantes o aromatizantes o leyendas que hagan referencia a tales ingredientes y que tengan el posible efecto de hacer más atractivo el consumo del producto por los niños y adolescentes, o dar la idea de que sea menos riesgoso para la salud”.

Algunos estudios muestran que el consumo de cigarrillos mentolados está en aumento y que los fumadores de estos cigarrillos tienden a fumar el primero apenas se despiertan, se despiertan durante la noche a fumar, tienen más dificultad para dejar de fumar y tienen mayor riesgo de recaída que los fumadores de cigarrillos comunes.

A partir de este informe, la FDA emitió un Aviso Anticipado de Reglamentación Propuesta (ANPRM en inglés), solicitando información adicional relacionada con las posibles opciones reglamentarias que podría considerar, tales como el establecimiento de normas para productos del tabaco, entre otros. El aviso ANPRM estará disponible para comentarios del público durante 60 días. La FDA considerará todos los comentarios, datos, investigaciones y demás información que reciba en el expediente para determinar, qué acción reguladora, si hay alguna, con respecto al mentol en los cigarrillos es apropiada.
Desde el año 2009, la FDA es responsable de evaluar los aditivos de los cigarrillos. Hasta la fecha, ha prohibido los cigarrillos con gusto a clavo de olor, caramelo o frutas dado que éstos son más atractivos para los jóvenes promoviendo el inicio del consumo (http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm183261.htm )